El inicio de la danza Jazz

El inicio de la danza Jazz

Clases de jazz df

Si te ha surgido la curiosidad de tomar clases de jazz o has visto alguna presentación de este estilo de baile, quizás te has percatado de que este tipo de danza es muy diferente a otras. Este estilo no se distingue exactamente por la uniformidad de los pasos y movimientos, y en algunos casos se podría decir que no tienen relación uno con otros.

Esto se debe principalmente a que el jazz en realidad es una clasificación que se emplea en la danza para señalar una gran variedad de estilos de bailes. Aunque mucha gente considere que la danza jazz tiene poco tiempo, en realidad su origen ya sobrepasa el medio siglo y el día de hoy te hablaremos un poco sobre ello.

¿Dónde se originó?

La danza jazz, también llamada erróneamente “danza moderna” comenzó a desarrollarse en Estados Unidos en la década de los años 50, sin embargo, se considera que desde 1917 el estilo empezó a nacer, con un origen en las danzas africanas que comenzaron como una forma de expresión ante la esclavitud y represión de la época.

La gente común buscaba de esta forma preservar sus raíces. Sin embargo, poco a poco este sentido se fue diluyendo, y muchas personas anglosajonas comenzaron a adoptar movimientos para expresarse en eventos culturales, como bailes sociales o representaciones teatrales.

Con el nacimiento de diferentes estilos de baile a través de las décadas (como el tango de Argentina) se fue buscando desarrolla de otra manera esta estilo de baile, de tal manera que muchos profesionales adoptaron movimientos propios de la danza clásica, la danza contemporánea y el tap.  Muchas de estas acciones permitió que la danza se popularizara de manera rápida a mediados del siglo XX, no solo en los grupos afroamericanos, sino entre todas las clases sociales.

¿Cómo fue evolucionando?

Al principio, el tap era el baile que se consideraba “jazz”, debido a que era el principal de la época, sin embargo, esta palabra podía emplearse para otras danza como: Charleston, Jitterbug o Boogie Wooogie.

Antes de comenzar la década de los 60, personajes como Katherine Dunham incorporaron a la danza movimientos propios de danzas tradicionales del Caribe, y de esta manera, el Jazz tuvo su catapulta para ser difundido a nivel mundial. Una segunda evolución se dio cuando el teatro musical retomó el estilo de baile para sus producciones, así, Broadway se lleno de pasos de bailes con puestas como Chicago, Cabaret, the pajama game, y Bob Fosse, que alejaron completamente el estilo de su inicio “tap”.

Actualmente el termino es utilizado tanto en las coreogreafías que se emplean tanto en el teatro musical como para la intepretación de la música actual.

Beneficios de practicar la danza jazz

En muchas ocasiones sucede, cuando estamos practicando algún tipo de ejercicio de manera rutinaria durante algún tiempo, pasa que por cuestiones multifactoriales acabas abandonándolo. Una de las razones podría ser que en realidad no lo disfrutabas tanto, por lo que tus esfuerzos no estaban enfocados totalmente en la constancia de ello.

Una de las maravillas de nuestra naturaleza es poder mover nuestro cuerpo, y para no perder el trabajo hecho, puede intentar con una no tan nueva forma de mantenerte y de la mejor ¡bailando! Porque además de ejercitarnos nos alegra el alma y relaja nuestra mente. Sí, se trata de asistir a clases de jaz, otra forma de hacer ejercicio y divertirte.

A continuación, algunos de los múltiples beneficios de practicar el jazz de manera cotidiana ¡toma nota y decídete ya!

Mayor flexibilidad

Con la práctica del jazz, se favorece la flexibilidad de nuestro cuerpo, sobre todo en la zona del torso. Finalmente, significa un reconocimiento total del cuerpo, después de las primeras sesiones descubrirás músculos que no sabías que tenías, pero con el tiempo y la práctica lo harás con mayor fluidez.

Te relaja

Al tratarse de un género musical tan diverso y muchos matices, se puede echar a volar nuestra imaginación en cada compás y como en cualquier baile, si la entrega es total y apasionada, todo el estrés que atrae la vida cotidiana serpa olvidada mientras permanezcas en ese trance.

Te mantiene en forma

Con la práctica del jazz tu cuerpo se moldeará de tal forma con la que siempre soñaste; cinturita de avispa y vientre plano. Quemas muchas calorías de una forma divertida y tonificas muy bien los tonos de tus músculos, además, favorece a una mejor elasticidad, fuerza y resistencia por lo que bajarás de peso sin darte cuenta.

Ejercicio cardiovascular

Esta es una excelente opción si eres una persona que no puede pasar demasiadas horas en el gimnasio, pues al estar en movimiento constantemente mejora la circulación sanguínea, así como tu actividad cardiovascular.

Previene la artrosis

Por si fuera poco, ayuda a combatir la artrosis porque pone en movimiento las articulaciones, los cartílagos y los músculos, y como consecuencia, es favorable para mantener saludable el aparato respiratorio y digestivo.

 

clases de jaz

 

¿Te ha sido de utilidad este artículo?
[Total: 1 Average: 5]

About The Author

danzeth
¿Sabes como nació el tap?clases de tap
Twitter Facebook Pinterest Google+ Linkedin
¡MÁNDANOS MENSAJE Y COMIENZA AHORA!

Av. Universidad 443, segundo piso

Col. del Valle (entre Eugenia y San Borja)

Teléfono:

(55) 5523 9232

Twitter Facebook Pinterest Google+ Linkedin
¿Te ha sido de utilidad este artículo?
[Total: 0 Average: 0]